lunes, 25 de mayo de 2015

Manuela es nombre de esperanza.


Ilusión.
(Del lat. illusĭo, -ōnis).

2. f. Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo. Real Academia Española.

No corren buenos tiempos para la indiferencia y el apoliticismo. Está en juego algo importante. Están en juego personas como tú y como yo, pero sin el como. Paro, deudas, primas, crisis, extorsión, ... conforman una cortina de humo para despistarnos de lo verdaderamente importante: la solidaridad colectiva.

Y en medio de esta vorágine de sombras y tinieblas, apareció la luz al final del túnel. Una luz cargada de esperanza, buen hacer e incluso mejor rollo. Un torbellino tan arrollador que ha pasado del anonimato al estrellato más rotundo en tiempo récord. Y es que Manuela es mucha Manuela. Los medios le apodan "la abuela milagro" y no puedo estar más de acuerdo. Igual que Jesucristo, según el nuevo testamento, multiplicó pan y peces, Manuela Carmena, en cada una de sus intervenciones, hace lo propio con la ilusión y la esperanza de muchos/as (entre los/as que me incluyo) hasta convertirlas en contagiosas. Y es que ayer quedo claro que ¡¡¡sí, se puede!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))