Entradas

Mostrando entradas de 2018

¡¿Qué me dices?!

Que no nos digan que parir duele ni cómo hacerlo. Que no nos mientan diciéndonos que se crían solos. Que no nos desanimen contándonos lo duro que es. Que las ojeras unan corazones y las noches en vela traiga el silencio más nutritivo. Que al vacío al que uno se arroja al convertirse en padre y/o madre le salgan alas. Que nos creamos portadores del amor que ha de cambiar el mundo. Que, para ello, nos malacostumbremos con abrazos y compañía a demanda. Que los días pasan volando y los años supersónicos. Que las madres desterremos a la culpa y enterremos el disfraz de "Superwoman". Que nos atrevamos a mirar a los niños de frente y vivir de su mano el presente. Que no nos digan qué es lo mejor para nosotros ni nuestros hijos. Que dejemos vivir la vida y la vivamos como el mayor de los milagros...tal y como hicimos en aquel tiempo, en el que fuimos niños asombrosos y asombrados.

Bipolaridad materna

De día zombi, de noche noctámbula. De día puesto de avituallamiento, de noche cuna ergonómica. De día malabarista entre dos cuerdas flojas, de noche vigilanta de sueños ajenos. De día loca paranoide, de noche paranoia sostenida. De día maruja de rulo en pelo, de noche marajá de peinados imposibles. De día sherpa porteadora, de noche almohada almidonada. De día médico sin fronteras, de noche servicio de urgencias. De día temo la noche, de noche espero el día.
Sin embargo, llegados a este punto... día y noche, noche y día se me antojan tan idénticos, que ya no distingo ni lo que hace un momento escribía.

.