martes, 12 de mayo de 2015

LACTANCIA MATERNA EXTENDIDA: esa gran desconocida.

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.
La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.
Nunca he sido una radical defensora de LM (Lactancia Materna) y menos ahora que sé el sacrificio que supone: noches sin dormir, pezones más que sensibles, mastitis, sesiones de sacaleches (próximamente entrada "mamá sport" en este blog), dudas, críticas, desinformación, frustación,... podría seguir así hasta el infinto, pero no es plan.

Ya se sabe que los extremismos no conducen a nada bueno y que las circunstancias de una/o son personales e intransferibles. Así que centrándome exclusivamente en mi elección particular y dejando al margen las opiniones, experiencias y circunstancias ajenas, debo reconocer que la lactancia materna fue la única decisión que tenía clara que tomaría cuando la fierecilla naciese. Afortunadamente, mi entorno familiar acompañaba, sirviéndome de ejemplo: crecí viendo a mi madre dar de mamar a mi hermana pequeña y también fui testigo de la misma estampa con mi hermana y mis tres sobrinos.

Así que, a pesar de leer infinitas dificultades en el libro de Carlos González ("Un regalo para toda la vida"), de tener una cesaria programada, seguida de una espera de 8 horas para conocer a la fierecilla (necesitó un último horneado en la incubadora), me armé de valor y salí exitosa en mi propia "alternativa".

Pero la LM es una carrera de fondo y gracias a los consejos de la OMS (la introducción de la entrada), la Liga de la Leche y personas altamente cualificadas (Montse Cob, Concha del Alba y mi matrona y amiga, Cristina), no sólo superé 6 meses de LME (lactancia Matera Exclusiva), sino la incorporación al trabajo,  los 12 primeros meses y ¡ya vamos por los 15 meses y medio!

Lo irónico del tema es que los mayores detractores que me he encontrado por el camino, han sido los/as pediatras. Que no teniendo suficiente con decirme que la teta a partir de los 6 meses no alimenta o preguntarme si con tantos dientes (ya vamos por la decena) la fierecilla no me muerde, me sueltan publicidad de la leche de continuación y tetinas varias, como si se llevasen una comisión por su consumo.

Llegados a esta altura del periplo, debo decir que hace falta tenerlos (los ovarios, por supuesto) " cuadraos" para no caer en la norma. Y yo, que lo único que he hecho ha sido escuchar a la parte afectada en el asunto, que nunca quiso chupetes ni biberones, lejos de rendirme, sigo a pie del cañón informándome, rodeándome de gente sabia y disfrutando de mi propia experiencia. ¿Alguien más me acompaña?

Para María de Pedro, mamá de día de la fierecilla, sin ella nada de esto hubiese sido posible. ¡Gracias por la paciencia, dedicación y cariño!


6 comentarios:

  1. Creo que a esta altura ya la estas conociendo bastante ! Yo la sensación que tengo a veces es que a las humanidad le molestara que uno de el pecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inevitablemente yo a ratos tengo esa misma sensación.Cuando es una decisión tan personal y respetable como dar leche de fórmula.

      Por mi experiencia y era lo que buscaba reflejar en esta entrada, me he dado cuenta de que la LM está muy bien vista los primeros 6 meses, los siguientes 6 es tolerada,pero a partir se ahí...¿?

      Un besito,preciosa! Gracias por el comentario y la compañía.:o)))

      Eliminar
  2. Mi mochuelo y yo también te acompañamos. Ya van 8 meses de LM y hasta que nos apetezca, le pese a quien le pese, aunque he de reconocer que por ahora tengo la suerte de no haber recibido críticas al respecto! Gracias por tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Susana, por tu comentario, tu experiencia y tu compañía!

      Me alegro de que tanto tu mochuelo como tú estéis disfrutando de una LM respetada. La verdad es que mi generalización de "los/as pediatras" es cuanto menos peligrosa. He de reconocer que también hemos topado con muy buenos profesionales, con la mala suerte de que o "los hemos jubilado" o han cambiado a horarios poco conciliadores. Pediatras respetuosos en horario vespertino WANTED!!!!

      Besos! Espero seguiros la pista por aquí y fuera de las pantallas!;o)))

      Eliminar
  3. Enhorabuena por el artículo y por seguir adelante con la LM!
    Yo antes de dar a luz no tenía muchas ideas de nada y cuando pregunté a mi madre hasta cuando daba el pecho me dijo q 2-3 mmeses porque era un rollo y dolía... Así que dije que yo tampoco iba a dar más tiempo. Y aquí estamos con 7 meses de lactancia materna exclusiva y queremos seguir. Porque no es nada un rollo, es lo más cómodo y muy bonito. Y porque como lo dices tú, la parte afectada no quiere ningún plástico en la boca jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Enhorabuena a ti también, compañera de faena! Sin duda la vida te trae sorpresas y algunas maravillosas. ¡A seguir disfrutando! Bss!

      Eliminar

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))