miércoles, 15 de abril de 2015

MAREMÁGNUM: borrachera informativa.

Sin duda vivimos en la era de las comunicaciones y de la información; si no es algo que hemos leído, es algo que hemos visto o algo que nos han contado. Y en esto de la maternidad y la crianza no podía ser menos. Las fuentes son inagotables: pediatras, abuelos, tíos y demás familia, gente con hijos/sin hijos, el frutero, la panadera... Sin olvidarnos del Sr. Google, que a punto estamos de adoptarlo como uno más en la tribu. En fin, todo el mundo opina y a sabiendas de que lo que dicen va a misa (y de que es lo mejor para la fierecilla).

Y en medio de ese maremágnum de sabiduría me encuentro yo, una mamá primeriza, que como máxima intuición está la de poner la mejor de las intenciones, aunque muchas veces sin el mejor de los resultados. Y es que lo mismo que hay momentos gloriosos en los que lo único que me falta es gritar a los cuatro vientos ¡eureka!, hay otros en los que parece que no doy ni una. Total que ante semejante situación no se me ocurre nada mejor que consultar mis fuentes, como quien pide el comodín del público, y ¡ahí comienza la fiesta! con barra libre de opiniones incluida. ¿Alguien más se apunta? ¡Soy toda oídos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))