martes, 22 de septiembre de 2015

FIERECILLALAND: propiedad privada.


La dulce espera pone en el disparadero un sin fin de imágenes mentales, ilusiones, planes, proyectos, novedades, cambios a corto y largo plazo, ... todos ellos con un único fin: recibir y acoger al nuevo o nuevos miembro/s de la mejor manera posible. Y para que el asunto no nos pille "en ropa interior", a medida que se acerca el gran momento, nos viene a echar un cable el famoso síndrome del nido, abocándonos al marujismo sin remedio.

Precisamente el nido es uno de los temas que más quebraderos de cabeza trae en el asunto. Además, para más inri, la publicidad no pone mucho de su parte: barreras a los cuatro costados, lejanía de los progenitores, orden impoluto e irreal.


He de reconocer que antes de estrenarme en esto de la maternidad, yo también imaginaba cuartos de bebé como éstos. Afortunadamente, gracias a la experiencia de madres cercanas, que nos aconsejaron la cuna de colecho como único mobiliario necesario para los primeros meses o incluso años (siempre que te quepa una cuna estándar, que no era nuestro caso), no caímos en la trampa.

Pero los meses pasan y tras 19 meses de dormir codo con codo, nos estrenamos en una nueva etapa: la del síndrome del nido vacío. Y es que la fierecilla se nos ha independizado, conquistando un nuevo territorio en la madriguera Lo que antes era el cuarto de invitados, ahora es su propiedad privada, donde prima la libertad de movimiento para, incluso, poder acortar la distancia que nos separa siempre que quiera porque seamos sinceros: nuestro cuarto nunca ha dejado de ser eso, nuestro.




2 comentarios:

  1. ¡¡ Toc, toc, ¿se puede? !! con permiso me adentro un poquito en tu espacio, ahora que precisamente hablas del tema...
    Enhorabuena por tu blog. Qué bueno fue no caer en la tentación de esas habitaciones de mírame y no me toques... Gran trabajo el vuestro, habéis conseguido un espacio muy personal y acogedor, enhorabuena y a disfrutarlo -que de eso se trata, al fin y al cabo- ;)

    M@Ria (Mallare)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa, pasa y ¡bienvenida! Gracias por tu comentario y tus palabras.La verdad es que tanto el blog como el cuarto de la fierecilla han ido surgiendo poco a poco, según las necesidade y siempre desde el respecto y el cariño.¡Me alegro de que te gusten!:o)))

      Eliminar

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))