viernes, 8 de enero de 2016

FENG SHUI: la casa patas arriba

No es novedad que lo oriental está de moda: yoga, comida japonesa, Tai Chi, Qi Gong (Chi kung),... Una moda a la que una servidora también ha sucumbido, probando sus mil y unas versiones e incluso convirtiéndome en una absoluta fan; soy una loca consumidora del sushi, en todas sus formas y colores, y una convencida receptora de acupuntura. No obstante, cuando creía más que explorado el mundo del sol naciente, la "casualidad" me puso en bandeja participar en un curso de FENG SHUI.  



¿Resultado? Un día para mí y sólo para mí, muy apañado, divertido y completo, en el que descubrí que hay otro Feng Shui  más sencillo, que deja aparcada la brújula. Es el Feng Shui de La Forma, que consiste en dividir el la silueta de tu casa en 9 cuadrículas o zonas, con el fin de crear tu propio Mapa Bagua, tomando como referencia la puerta de entrada (hay que colocar ésta en las zonas del Saber y Cultura, Carrera Profesional o Personas útiles y viajes).


Lo más sorprendente es que mi intuición parece bastante conectada y hay más Feng Shui en casa de lo que suponía. Sin embargo, dejando a un lado modas y tendencias, mapas y zonas, lo mejor del asunto es el desalojo (de cosas ya no usadas), la limpieza y el cambio al que estamos sometiendo estos días la madriguera, moviendo el Chi (energía vital) de lo lindo.



Y vosotros, ¿practicáis Feng Shui en casa? Por si alguien anda con curiosidad, he descubierto dos blogs sobre el tema que me han parecido entrerenidos y apto para todos los públicos.

-"Mi casa Feng".
-"Equilibrio Feng Shui".



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))