martes, 22 de marzo de 2016

Un día cualquiera...


... es la ocasión perfecta para agradecer y reconocer tu apoyo y amor incondicional. ¡Gracias por superarte cada día y ser un "aitá" de primera! Aguador nocturno como no hay dos (la cara oculta del destete). Compañero de batallas, alegrías y ojeras como ninguno.

¡¿Quién nos iba a decir que cuatro años después de aquel primer positivo que inauguró tu estatus de "aitatxo" y un camino de rosas con espinas (y palabras encadenadas), nos iba a traer tantas alegrías de la mano de nuestra santa-fierecilla?! No cabe duda...she was really meant 2 be!

Soy consciente de que darías lo que fuese por sentir ese vínculo madre-bebé aunque fuese un segundo. Pero,tranquilo, a pesar de que tu relación con Ane parezca bailar al son de Ricky Martin ("1, 2, 3...un pasito p'alante, María, 1, 2, 3...un pasito p'atrás"), ese día en el que os vayáis de Nitrox, mano a mano, queda cada vez más cerca. ;op

Mientras tanto, disfruto siendo testigo de vuestros reencuentros por el pasillo cada vez que vuelves del trabajo o de vuestros paseos en hombros explorando y disfrutando el mundo a lo grande. Porque como diría Vestusta Morla:


" Tal vez, lo que te hace grande...
no entienda de cómo y por qué. 

Tal vez, lo que me hace grande .. 

es tenerte delante otra vez. "



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))