domingo, 27 de diciembre de 2015

El poder del 3

Una amiga cuentista, en la acepción más positiva y literal de la palabra, me contó que el número 3 es el número mágico de toda buena historia: 3 son las partes en las que se divide (introducción, nudo y desenlace), 3 las pruebas/situaciones que habitualmente tiene que afrontar/superar el/la protagonista (Ricitos de Oro probó las sillas, la comida y las camas de los 3 ositos), 3 son los deseos a pedir si se aparece un genio maravilloso,...

Como toda buena historia llena de magia, nuestro estreno en esto de la ma/paternidad no pudo ser menos, haciendo la felicidad más absoluta una cosa de 3.  Así que para no romper la magia del momento, decidimos adoptarlo como filosofía de vida: 3 fuimos los adultos que estuvimos en el hospital (el "aitá", mi madre y yo), 3 el número máximo de personas que nos visitaban esos primeros meses y,  llegada la Navidad, 3 es el número máximo de regalos para la fierecilla desde todos los frentes.

Sinceramente, ahora que soy madre, caigo en la cuenta en las barbaridades que hacíamos cuando llegadas estas fechas todo era poco para regalar a mis sobrinos (¡lo siento, Mari!). Una vez más la fierecilla nos ha dado una clase magistral, haciéndonos caer en la cuenta de que el marketing del juguete responde más a una necesidad adulta que infantil. Aprovechando la ocasión, os dejo el enlace  a 3 entradas muy interesantes sobre el asunto:


  • El porqué de que menos es más también es extensible a los juguetes:

http://www.mamanatural.com.mx/2015/11/el-peligro-de-tener-demasiados-juguetes/


  • Una vez aclarado el asunto, algunas ideas para ayudarte en la nada fácil (s)elección:

http://www.marujismo.com/demasiados-juguetes-la-regla-de-los-4-regalos/

http://www.demicasaalmundo.com/2015/12/5-claves-de-un-juguete-verdadero.html?m=1

6 comentarios:

  1. No sabía de la importancia del número tres, pero es algo que ocurre bastante en la vida de Milo también. Para navidad opté por no comprarle regalo yo, ya que iba a tener regalos de abuelos de ambos lados y de la tía. abrir ttres regalos fue más que suficiente para él sin dudas, y tuvo tiempo de jugar con cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milo ya tuvo regalo suficiente con esos días al otro lado del charco disfrutando de toda la gente que is quiere, pero q no OS puede disfrutar a diario.¡Gracias una vez más por dejarte caer por aquí,es siempre un placer!;o)

      Eliminar
  2. De nuevo los peques nos cambian "el chip". ¡¡ qué interesantes artículos !! y como siempre tú, haciéndonos reflexionar ;) Gracias Muak

    MaRia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, por tu comentario.Me alegro de que te gustasen los enlaces; había más, pero había q respetar el número mágico!; oP Un besazo y a pasar buenas fiestas!!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡No hay de qué!Me pareció una entrada genial, así que ¡gracias a ti!;o)))

      Eliminar

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))