El cielo de Madrid

Cuando el reloj matutino parece engullir segundos y minutos en la rutina de la prisa que se debate entre legañas y desayunos frenéticos...

...más allá del velux...

...¡el mundo se detiene y se hace la magia!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Bipolaridad materna

¡¿Qué me dices?!

Zapatitos de la reina