jueves, 11 de febrero de 2016

Tardes de lluvia, bizcocho y buena compañía


Cuando la tarde se acerca y los nubarrones acechan confirmando los pronósticos de lluvia inminente, se pone en marcha el plan B: Buscando de una alternativa a la tan socorrida sesión de parque.


Hace poco escribía esa frase, que tanto repite mi padre: "los días son largos y los años cortos". ¡Qué gran verdad! y es que los días de lluvia pueden llegar a ser insoportablemente tediosos, principamente si decidimos encerrarnos en casa. Afortunadamente, he dado con la clave del éxito para conseguir que el tiempo vuele: formar tribu, o lo que es lo mismo, invitar a otras mamis y su prole a la madriguera. Y por si hiciese falta algún " señuelo" para hacer más atractiva la invitación, proponer una sesión de "minichefs", con bizcocho como menú de tarde. ¿Lo mejor de todo? Si sobra, ¡ya tenemos excusa para repetir sesión de tribu al día siguiente!

No obstante, por si el plan B falla, también contamos con un plan C: Chapoteando los charcos del barrio. Desde que viví en Dinamarca, la lluvia no me asusta, más bien todo lo contrario y la fierecilla cuenta con su kit de supervivencia al tan deseado y esperado chaparrón. Un kit compuesto por una botas katiuskas muy molonas (todo sea dicho) y un buzo de lluvia muy profesional para que el plan se lleve a cabo sin fisuras; el buzo en cuestión es de la marca Quellueva -ver enlace-, aunque si vuestras fierecillas tienen más de 5 años existe la posibilidad de hacerse con la ropa de agua de Decathlon, ¡qué no inventará esta marca! ¿Lo mejor de todo? Comprobar que ¡la lluvia no mata!.

Y vosotr@s, ¿cómo ponéis al mal tiempo buena cara?


RECETA BIZCOCHO

1/ Mezclar en un bol:
-3 huevos batidos.
-1 yogur.
-Harina (la medida de 3 yogures).
-Panela (la medida de 1 yogur).
-Aceite de oliva.
-1 sobre de levadura.
-Rayadura de dos naranjas.
-Zumo de una naranja.
-Se le puede añadir chocolate negro (cuanto más puro mejor), plátano, frutos secos,...el límite lo pone la imaginación.

2/ Pasar la batidora para ligar todo.

3/ Hornear a unos 180°.No abrir el horno hasta que no sé vea que ha subido (20minutos apróximadamente).

4/ Para comprobar que está listo, pinchar un cuchillo y si sale limpio, voi lá! ¡Listo para servir!



4 comentarios:

  1. Qué buen plan! Y qué rico el bizcocho! Tú lo haces con harina de maíz, verdad? Si quieres variar un poco la receta, de las 3 medidas de harina, pones 2 normales y 1 de harina de algarroba, queda como de chocolate, pero más sano. Eso sí, en ese caso quitaría el zumo de naranja que no sé si combina muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hummm,qué pinta!...¿cuándo te vienes y la probamos juntas?;o)))) ¡Mil gracias, preciosa!

      Eliminar
  2. La naranja y el chocolate son una pareja inmejorable mmmmm!!!! Si me hacéis hueco me apunto también!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto que hay hueco! Y de no haberlo, ¡se hace!¡¡!Arriba la fiesta del bizcocho!!!;o)))

      Eliminar

Quedáis todas/os invitadas/os a echar un minuto extra por aquí y dejar un breve comentario.It's on the house! (¡Paga la casa!). :o)))